sábado, 25 de julio de 2009




1 comentario:

MARIEL dijo...

Tus gatos, ¡tus gatos! Quién sabe si es el gato el que tiene miedo o el gato quien pisa arrogante las huellas de un pánico ajeno. Miau (no ando muy fina a estas horas, pero tus gatos me encandilan. Ho sete di gatti romani).