viernes, 24 de julio de 2009

El cuadro dentro del cuadro I I

La ventana dentro de la ventana. Nos enfrenta a los miedos del que esta enfrente...

Para Susana.








3 comentarios:

MARIEL dijo...

Dios santo (casi casi me convierto al catolicismo ante tamañana belleza). ¡Qué regalo para Susú, trobriandesa de origen!

Susana dijo...

Bash, no tengo palabras!! Es un regalo maravilloso!! Y qué fotos tan espectaculares. Podría quedarme horas mirando la mayoría de ellas!!

Me encantan las ventanas. Aprisionado tras una pared cualquiera, la ventana te muestra que hay un más allá de lo que te atrapa. Una ventana trae consigo una promesa de liberación. Tú muestras lo que, además, ve la ventana. En alguna foto, parece que el reflejo muestre una realidad paralela que se nos escapa a la mayoría: los mismos pórticos, las mismas proporciones, pero de rectas deformes, alternativas, desplazadas. En otras fotos, una ventana de grandes cuadraturas nos muestra la liberación a través de las formas libres de una escultura. O las rejas casi carcelarias que aloja. La ventana dentro de la ventana acoge siempre la sorpresa, lo inesperado y, sobre todo, la mirada profunda que no se detiene ante ninguna de las habituales apariencias. Qué especial tu mirada. Sin saberlo, siempre soñé con hallar una ventana dentro de una ventana.

Gracias por mostrarnos (me) que existe la realidad con la que tú ves. Es un regalo único, francamente especial. Siento que ya casi hablo trobriandés por los codos.

Y Mariel, conmovida, mirando... que apenas se da cuenta de que toda ella es una hermosa ventana que muestra un gran cielo azul.

Quisiera devolverte unas gracias de dimensiones romanas, de grandes cristales parlantes... Conmovida por tu forma de mirar...

Abrazos.

Bashevis dijo...

Podrían quedarse horas mirándonos, eso seguro.