miércoles, 12 de agosto de 2009

Forbidden Zone - Danny Elfman And The Mystic Knights Of The Oingo Boingo (1980)
















Forbidden Zone - Danny Elfman And The Mystic Knights Of The Oingo Boingo (1980)


8 comentarios:

MARIEL dijo...

¡Qué placerrrrrrr! Así con triple rrrrrrrrrrr. Qué conejo sacado de la galera. Qué esplendor multiorgásmico Mr. Elfman con los Oingo Boingo. Ya la imagen preparaba para lo mejor. Esos colores saturados. Ese dislate lúdico. Esa alegría de vivirrrrrrr. Puse los temas al mango y me los bailé viendo el amanecer. ¿Había mejor manera de empezar el día? Nooooooo. Cayetano el schnauzer me acompañó con espirales de éxtasis revoleando al aire sus juguetes.

Trobriand es capaz de resucitar a los muertos, en todos los sentidos.

No fue Jesús el que sacudió al imberbe de Lázaro, fueron los Oingo Boingo.

Besos agradecidos.

Bashevis dijo...

La verdad es que es trabajo genial. Raymond Scott, un Absurdismo voraz, The Residents, Dadá y un largo etcétera se dan la mano en una danza apache frenética y desquicianteeeeeeeee.

Nada más bello que un perro excitado por la música y el revoloteo de su compañero humanoide.

SaLuz!

Susana dijo...

Vuelvo a rendirme a los pies de la música de Forbidden Zone (que duerme en buena parte ya conmigo desde tu última entrada sobre ella). Mariel tiene razón: inicio casi mi jornada, y la sangre ya me bulle.

Gracias!!

Un abrazo ex somnoliento

Bashevis dijo...

Qué bien que os guste a las dos este desenfrenado cabaret dadanoico!
Bailemoosssssss!

Portinari dijo...

Danny Elfman siempre me sorprende!!
me sumerjo en este entretenido trabajo, que altera la sangre ;)

Bashevis dijo...

Evidentemente faltaba alguien! Ya estais todas, juntas & revueltas.

Portinari dijo...

:D y con Danny y Bash inadjetivables

Bashevis dijo...

Que de gente reunida en torno a esta cosa tan bizarra. Nunca lo imagine. La banda sonora es lo que merece la pena. La película es anecdóticamente descacharrante, jeje.