martes, 16 de febrero de 2010


Se acaba de estrellar un pájaro contra mi ventana. Aun hay plumas pegadas al cristal. Uno no espera que un pájaro se estrelle contra su ventana, contra su día, su mañana. Ha muerto en el acto, ha sido un golpe tremendo para tan pequeño cuerpo…

5 comentarios:

soperos dijo...

joder, bash, el mensaje es claro: vive!

besos,
ò.

Stalker dijo...

Eso, vive. Quizá el pájaro te entregó su vida u otro mensaje secreto.

Ellos saben.

Pompeyo dijo...

Habrá que abrir ventanas.

BLANCO dijo...

Es que van como locos.

Bashevis dijo...

Viviré, claro que sí!

Hoy ya tengo abierta la ventana, si viene otro que me dé en un ojo, se me estampe en la cara, atente contra la raza y me haga mártir. Mártir de la sinrazón y la humanada. Razonable sería que los pájaros chocaran contra nuestro cuerpo, que se tomaran la venganza, yo sería su 11-S…

Uno que os abraza, salud!