jueves, 23 de julio de 2009

Lluvia II

Siempre hay gente valiente. Hundertwasser, Bertha Lum, Van Gogh (que aprendió de Hiroshige)…







8 comentarios:

MARIEL dijo...

Me estoy yendo a dormir buscando en mi memoria nombres de quienes hayan pintado la lluvia ... Mañana te cuento. Besos empapados.

MARIEL dijo...

En fin, todavía no duermo. Caillebotte y su Calle de París, día lluvioso, 1877 (colgado en el Art Institute, en Chicago). Las tempestades marinas de William Turner (qué importa si se ató o no al mástil de los barcos). Podríamos interpretar algunos Pollock como tormentas. ¿Valen las escenas con lluvia en el cine? Es kitsch, lo sé, pero cómo lloré con la despedida de Streep y Eastwood en Los puentes de Madison County (ese espejo retrovisor ... ¿llovía o veo visiones?). Sigo pensando ...

Bashevis dijo...

Gracias por trasnochar pensando en la lluvia. Todos esos ejemplos que sacamos a relucir son ciertos, representan un día lluvioso. Pero, no son lo mismo. Hiroshige no representa un día lluvioso, tiene el arrojo de representar la lluvia, no los paraguas. Los rayos del sol, no el parasol. El chaparrón de gotas, no las aceras mojadas. En Caillebotte llueve en Paris. No llueve igual en Paris que en el Fuji :)

Tan solo Van Gogh lo consigue. El se atrevió a copiar las famosas vistas del Edo de Hiroshige. El si entendía la diferencia. Bueno, el japonismo de Lum también, pero no es lo mismo. Van Gogh en los ejemplos expuestos lo ha hecho suyo. Hundertwasser es evidentemente otro tema, pero de igual modo me lo creo. Sabia representar a su modo toda la naturaleza, se hizo tierra y raíz.
Eastwood no es santo de mi devoción. Quizás el “Made In” me aleja de sus películas, así de talibán soy. Sin embargo Pollock está más cerca de la lluvia, de la tempestad, del eye of the storm.

Saludos pensantes Buenos Aires.

MARIEL dijo...

Touché. Sigo pensando.

Susana dijo...

Como en tantas ocasiones que me cuelo por Trobriand, tengo casi la sensación de ser una intrusa. Si encima se añade mi analfabetismo pictórico, mucho me temo que en Trobriand no haya besos pero sí patadas para echarme.

Aun así, Bash, quería decirte que me encanta tu entrada lluviosa. A mí también me gusta mucho hacer lo que en el Cajón se llama "Monográficos". No hace mucho se llenó de mil ventanas distintas. Y qué te voy a decir? la lluvia me parece un magnífico monográfico. La lluvia tiene de bueno lo mismo que tiene de malo: que todo lo empapa, que todo lo llena de sí; todo lo convierte en un espejo de sí misma. No es casual que asista al diálogo entre Bash y Mariel, calando ambos hasta el tuétano...

Abrazos empapados!

Bashevis dijo...

Sinceramente. Yo seré licenciado en historia del arte, pero eso no garantiza conocimiento alguno, y mucho menos soy un gran conocedor de nada… como mucho un minúsculo interesado en todo. No hay patadas en Trobriand, quizás porque si viéramos los besos de los trobriandeses incluirían patadas voladoras, posturas de vértigo, lametazos en zonas erógenas, una gran acogida :)

Cada vez que te cuelas en trobriand es una alegría. Yo te aviso que también me meto en el cajón, pero a veces borro las huellas, soy un gato.

Voy a buscar las ventanas. En su día me dio por fotografiar lo que yo llamaba “el cuadro dentro del cuadro”. Eran ventanas en las cuales se reflejaba una ventana de enfrente. Era genial en roma, con esos enormes palacios, en calles lo suficientemente anchas, y cielos perpetuamente azulados.

Saluz Malpensante entre lluvia.

Susana dijo...

Qué fantástico anfitrión! He de decir que jamás me sentí pateada, así que a pesar de mis reticencias autocensuradoras, insisto acudiendo a tu rincón, delicioso rincón. Luego me lamo las patitas y ando más feliz.

Ventanas que reflejan ventanas! Buenísimo! Cómo quisiera que se me hubiera ocurrido a mí! Tu cabeza es como un gran ventanal! Cómo ronroneo al ver el mundo que refleja, a veces con esa lluvia tan azul... ¿Existe ese reflejo aventanado como entrada? Quiero engullirlo!!

Gracias, querido Bash. Haces que cada vez quiera entrar menos de puntillas por aquí... Un abrazo

MARIEL dijo...

Susú es trobriandesa de origen, no por adopción.